viernes, 6 de marzo de 2015

Los mamíferos son territorialistas, tanto carnívoros como vegetarianos, es necesario para una explotación adecuada del medio. Pero el medio cambia de año en año. Un buen año un bosque puede albergar 100 corzos, un mal año 10. La forma de organizar todo esto es compleja, pero de cara a otros ejemplares de su misma especie el marcaje de sus territorios es básica para mantener este orden y esto lo hacen de distintas formas: orinan, rascan, cantan, defecan, ... Sus marcas no las dejan al azar.

Los que utilizan los excrementos para marcar lo hacen de diversas formas y esto es la primera información que recibimos: los entierran (gato doméstico), los dejan en pequeños cuencos (Tejón), los dejan al azar y otros los dejan sobre lugares "llamativos". Esto de llamativos alude la mayoría de las veces a lugares elevados sobre el terreno como una roca, tronco caído o una mata, pero hay otros elementos en el terreno, especialmente si son artificiales, que también les resultan llamativos.

En cualquiera de estas posibilidades los excrementos pueden estar aislados, entre 1 y 3-4, o en grupos más o menos numerosos.

Los que son ubicados en letrinas y los que lo son en lugares llamativos no pasan desapercibidos y los hacen fácilmente localizables. Entre estos últimos hay varias especies muy distintas por el tamaño del excremento y por el biotopo que ocupan, pero varios de ellos coinciden en muchos lugares y dos en especial, el zorro y la garduña, en todos y cada uno de los biotopos posibles. Y a menudo se prestan a confusión. Donde coinciden el zorro y el gato montés la confusión se puede dar entre ellos. Así que hay dos asociaciones que pueden dar lugar a confusión:

1ª Zorro/garduña
2ª Zorro/ gato montés

En principio sus excrementos son fácilmente reconocibles, los del zorro y el gato miden 10-12 x 1,5-2cms y generalmente tienen dos o tres "estrangulaciones" y la garduña 8-10 x 1-1,5cms, pero en la práctica aparecen muchas complicaciones. Cuando se unen a estos la marta, bosques del norte de la Península, se vuelve un pelo más complicado, pero solo un poco. 
Los excrementos de la marta son muy similares a los de la garduña, incluso los excrementos semilíquidos propios del verano, pero tienen varias características peculiares: 

1º El excremento de la marta tiene el mismo grosor y forma que la garduña pero es más largo, mide entre 10 y 12cms, 

2º Huele menos a carnívoro, aunque esto es muy matizable y cuando el contenido es fruta su olor es dulzón, como una mermelada (casera) un poco rancia.

3º Marta y garduña no se mezclan, donde está la primera, la segunda no aparece. 
Excremento típico de marta y garduña cuando comen frutos silvestres semilíquidos

Tanto en unos como en otros el color del excremento varía con el alimento ingerido, pero también la forma e incluso el tamaño. De esta forma un porcentaje relativamente importante de excrementos presenta problemas a la hora de clasificarlos, no son el excremento "tipo". Algún truquillo nos ayuda en esta tarea.
Variación en los excrementos de la garduña
Variación en los excrementos del zorro

Es importante tener en cuenta que el marcaje territorial no lo realizan siempre, solo a temporadas y no son en épocas determinadas. Sin que se sepa mucho al respecto sí que se sabe que contra más densa es la población más intensamente se marca y viceversa, pero sin un patrón temporal, de tal forma que en un recorrido dado se pueden localizar 10 excrementos de zorro o garduña y en una zona cercana y con un biotopo similar, el mismo día ninguno o alguno viejo, pero los animales están como demuestran sus huellas en el sustrato.

Asociación zorro/garduña
Aclarar que hay una diferencia clara entre machos y hembras de zorro a la hora de depositar un excremento, mientras el macho suele dejarlos en lugares elevados, la hembra lo hace sobre el suelo y es de imaginar que en la garduña pase exactamente lo mismo.
 Zorro macho
Zorro hembra

Cuando el excremento de zorro es tipo zorro no hay confusión, pero como un porcentaje importante de los excrementos no se atienen al tipo y pueden ser más pequeños es fácil confundirlos con los de la garduña (cuando hablo de garduña también hablo de marta). Cuando uno se acostumbra al olor este les diferencia bien.
 Excremento más o menos tipo de garduña
Excremento más o menos tipo de zorro

Un detalle importante es que en muy pocas ocasiones coinciden los excrementos de uno y otro, los excrementos que encontramos a lo largo de una senda son de garduña o de zorro, pero no se entremezclan. Las pocas ocasiones en las que se entremezclan es porque los de uno son viejos y los del otro más recientes, por que dos sendas que se cruzan o simplemente por que no lo sabemos.

Teniendo en cuenta esto cuando encontremos un primer excremento y sea pequeño podemos pensar en garduña, pero esperaremos a ver si aparecen más. Si aparecen y todos son pequeños tenemos la certeza de que es una garduña.

Excrementos de zorro





Excrementos de garduña





Asociación zorro/gato montés
Por tamaño y forma se pueden confundir con facilidad. La primera diferencia es la ubicación: el zorro en senderos dejándolos bien a la vista, generalmente aislados. El gato el pequeñas letrinas de 4 o 5 excrementos juntos sobre el suelo, sin enterrarlos a diferencia del gato doméstico y no se dejan ver fácilmente.
El problema es cuando el gato montés los deja también en senderos, parece ser que esto lo hace en los bordes de su territorio. 
La primera diferencia es el olor si está presente, no hay ninguna duda, el del gato montés huele como el del doméstico (entrenarse con la letrina de tu gato o el de un amigo).
Pero si no hay olor con un poco de suerte podremos ver la diferencia en las estrangulaciones: en el gato un trozo de excremento se embute en el otro.

 Gato montés
 Gato montés
Gato doméstico


2 comentarios:

  1. Muchas gracias Benjamín. Claro y conciso ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy didáctico Benjamin, como siempre entrada muy interesante, un saludo.

    ResponderEliminar